El riesgo ambiental del Tren Interoceánico entre Perú y Brasil




Ha sido presentado por los gobiernos de Perú y Brasil como el más grande proyecto de inversión económica en toda la región sudamericana. El Tren Interoceánico que comenzará en la costa brasileña del Atlántico y terminará en costa peruana del Pacífico trae una cola que genera mucha polémica.

La primera y más grande duda es la referida al aspecto ambiental. Una línea de tren que atraviese la selva brasileña, la peruana y además la Cordillera de Los Andes requiere de un buen análisis del impacto sobre la ecología y las poblaciones para determinar, en primer instancia, su viabilidad.
Sin embargo, este paso parece no significar un problema para los políticos que vienen impulsando el Tren Interoceánico.
El primer ministro chino Li Keqiang -cuyo país es el principal promotor de la obra- se ha reunido en los últimos días con el presidente peruano Ollanta Humala y su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, en lo que sería la última maniobra para asegurar el proyecto que implicará una inversión de US$ 10 mil millones.
Impacto ambiental
Desde que el proyecto se anunció, Greenpeace advirtió los riesgos que este tendría sobre los ecosistemas que atravesaría. “Al hacer un canal al Pacífico abres la Amazonía al mercado chino. Sería una ilusión creer que eso no va a tener impacto”, declaró el consejero internacional de esta organización, Paulo Adario.
China, mayor interesado en esta obra, no se caracteriza precisamente por tener los parámetros más exigentes en materia ambiental. Y la conflictividad que esto generará no es desconocida por el gobierno de este país. El menos eso dio a entender  Li Keqiang en su reciente visita a Sudamérica.
“La cuna de la selva amazónica, con una gran biodiversidad, al impulsar la construcción de infraestructura es necesario proteger el entorno bioecológico. Es nuestro trabajo favorecer el mejoramiento de la calidad de vida de las comunidades locales, respetando los estilos de vida. Por eso la cooperación entre China y Perú tiene amplias posibilidades en muchísimos terrenos”, declaró el primer ministro chino durante un discurso en su última gira.
Cabe precisar que China, uno de los principales exportadores a Sudamérica, planea utilizar el ferrocarril para el transporte de sus productos entre Perú y Brasil, sus principales consumidores en la región.
Advertencias
El profesor emérito de la Universidad Agraria de Lima, Marc Dourojeanni, ha advertido que, según como se tiene planeado trazar el Tren Interoceánico, este colisionaría con territorio indígena e inclusiva áreas naturales protegidas.
“No hay garantía de que no se decida seguir otro rumbo, pasando por áreas protegidas, tierras indígenas o abriendo bosques naturales (…). Una ferrovía construida al estilo chino, país que no se destaca por sus cuidados ambientales y sociales, producirá impactos sociales y ambientales serios”, ha advertido  Dourojeanni en un artículo reciente.
A esto se le debe sumar una precisión hecha por el propio Dourojeanni, que el proyecto colisionaría con la zona natural reservada conocida como Sierra del Divisor, cuyos habitantes buscan convertir en un parque nacional. El tramo en que este proyecto rozaría está ubicado en la región Ucayali.
Como dé lugar, el proyecto tiene más de una duda que hasta el momento no ha sido aclarada.
Dato:
- El presidente boliviano, Evo Morales, ha advertido que el proyecto del Tren Interoceánico sería menos costoso si atraviesa su país.

Fuente: Servindi http://servindi.org/

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”