Creación de Santuario de Ballenas enfrentará complejos desafíos en Panamá




A sólo una semana de iniciarse la 64ta reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en la ciudad de Panamá, la conservación de las ballenas se vislumbra incierto ante lo que promete ser una reunión crucial para el futuro de estos gigantes marinos.

Panamá, CCC News) – Restan pocos días para que representantes cerca de 90 países se reúnan en la ciudad centroamericana de Panamá con el fin de abordar temas tan relevantes como la posible creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur.
A pesar que la propuesta para la creación del santuario de ballenas será sin duda la más importante para los intereses de América Latina, su eventual creación resulta incierta después que en 2011 los países del bloque ballenero sabotearon el proceso de votación tras abandonar la sala, suspendiendo el proceso hasta la próxima reunión que se inicia la próxima semana en Panamá.
La oposición ideológica de países como Japón, Islandia y Noruega a cualquier medida que busque proteger a los cetáceos de las capturas directas ha logrado detener por una década la aprobación de esta importante propuesta que brindaría protección a más de 50 especies de cetáceos en el Atlántico Sur. A pesar que las naciones balleneras son una minoría, desde hace varios años el gobierno de Japón ha consolidado una política de “compra de votos” al interior de la CBI que le permite bloquear propuestas de conservación que requieran el 75 por ciento de los votos de la Comisión, como el santuario.
Uruguay Sin Derecho a Voto
Pero este no es el único desafío que podría enfrentar la propuesta del santuario, que es impulsada por todos los miembros de América Latina que forman parte de la CBI y que es conocido como Grupo Buenos Aires, dado que para que los países puedan votar a favor, deben estar con el pago de la membresía a la CBI al día.
El gobierno de Uruguay mantiene una deuda de cerca de 20 mil dólares que le impide dar su voto a favor de la propuesta. En caso que la propuesta estuviera cerca de contar suficientes votos para ser finalmente aprobada, el voto de Uruguay podría ser crucial para definir el resultado de la votación.Para evitar que ello pudiera suceder, diversas organizaciones civiles y miles de personas han llamado a través de la prensa y las redes sociales al gobierno uruguayo a pagar su deuda. Pero las autoridades no han respondido positivamente, colocando al país en una incómoda posición en caso que la creación del santuario se pierda por la falta de su importante voto.
Al respecto, Rodrigo García, director de la Organización para la Conservación de Cetáceos de Uruguay afirmó que “"Es desesperante, ver la inmediata respuesta del pueblo uruguayo ante la campaña que hemos realizado en defensa de las ballenas, en comparación con la lenta e inocua respuesta de quienes desde el gobierno deben pagar una deuda, de importancia trascendental y de monto insignificante"
_____________________


APELACIÓN DE UNA BALLENA POLAR

A pocos días del inicio de la 64ta reunión anual de la Comisión Ballenera Internacional, compartimos el llamado de una ballena polar, escrito en 1850, para detener la matanza de estos magnífcos gigantes marinos.

En 1850, hacia el fin del periodo conocido como ‘ballenería yanqui” el capitán de una nave ballenera escribió “Apelación de una Ballena Polar”. El artículo, narrado desde la perspectiva de una ballena franca de Groenlandia, es un llamado a nombre de la Nación de las Ballenas para poner fin a la matanza. Fue publicado ese año en un diario norteamericano y hasta hace muy poco estuvo archivado en el museo de Nueva Bedford (Massachusetts, Estados Unidos).
A pocos días de decidirse el futuro de las ballenas en Panamá, reproducimos extractos de este llamado en castellano, el cual a pesar de los años continua más vigente que nunca.
Apelación de una Ballena Polar
15 de Octubre de 1850
Mar de Anadir, Pacífico Norte
Sr. Editor,
En nombre de mi especie, permita a esta habitante de los océanos, apelar a través de su columna a los amigos de las ballenas en general.
Algunos de los habitantes más antiguos de este mar hemos sostenido una reunión para abordar nuestra seguridad, y evitar si es posible, el destino que espera a nuestro Género alrededor del mundo.
Hablo con desprecio de la crueldad practicada por nuestros enemigos sedientos de sangre, que armados con arpones y lanzas no respetan edad ni sexo. Multitudes de ballenas de nuestra especie han sido asesinadas a “sangre fría”.
Nuestros enemigos se asombran ante nuestra conducta pacífica e inofensiva; nosotras los escuchamos gritar “allí sopla”, y nuestros corazones se acobardan al ver el brillo del acero reflejando los rayos del sol, consientes que en pocos momentos nuestra vida se escapará en chorros de sangre que se perderán en la profundidad del océano donde hemos vivido miles de años. 
Jamás hemos sido entrenadas para luchar contra razas guerreras que navegan en grandes naves. Nuestras batallas eran con indígenas en simples canoas de piel de foca. Pero hoy escuchamos sobre desesperados encuentros entre monstruosos asesinos de ballenas y nuestras camaradas en otras latitudes. Algunas de ellas han decidido protegerse en bahías secretas. Otras, como los cachalotes de Japón, nos han visitado y contado sobre sus batallas y desastres; ellos nos han dicho que es inútil intentar contener el daño producido por los asesinos de ballenas.
Nosotras, las ballenas polares, somos una raza silenciosa e inofensiva, deseosa de vida y paz, pero desafortunadamente tememos que nuestro futuro esté condenado; hemos escuchado la amenaza que en una próxima temporada todas seremos “cortadas” y “comercializadas”. ¿No habrá compasión?
Escribo en nombre de mi masacrada y moribunda especie. Hago este llamado a todos los amigos de todas las razas de ballenas. ¿Debemos ser todas asesinadas a sangre fría? ¿debe extinguirse nuestra raza? ¿ningún amigo o aliado vendrá a vengar nuestra muerte? ¿les permitirán a nuestros rivales continuar matándonos otro año más?
Hemos escuchado del poder de la “prensa”; y rezamos para que nos brinden una líneas para dar a conocer al mundo nuestra penosa situación.
Suya hasta la muerte,
La Ballena Polar

Fuente: Centro de Conservación Cetacea - Ecoceanos.cl  Imagenes: rainforestradio.com - vistaalmar.es

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente